Archivo para la categoría Contratos de Trabajo

El PSOE rechaza el nuevo contrato laboral diseñado por la patronal

El plan de la CEOE, remitido a los grupos parlamentarios, recoge un modelo de dos años «indefinido pero no fijo»

Los diputados del PSOE y de IU rechazaron ayer de forma tajante el nuevo contrato laboral diseñado por la CEOE, que consideran una maniobra de la patronal para «cargarse» el diálogo social (ámbito de debate y negociación entre Gobierno y organizaciones empresariales y sindicales). El portavoz de CiU, Carles Campuzano, apuntó que si efectivamente el ámbito elegido para actuar es el Congreso de los Diputados habrá que escuchar al resto de los agentes sociales para proceder a la gran reforma laboral que precisa el mercado de trabajo.
Desde las filas del PP se hace hincapié en que se trata de una propuesta «muy drástica» que esperan sea explicada por el presidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferraz, en su próxima comparecencia, en la comisión de Economía del Congreso. Su diputado Tomás Burgos aseguró no sentirse sorprendido por las formas utilizadas por la CEOE. «Tenemos que ser conscientes de que el diálogo social está en estado catatónico, algo que es evidente por la falta de resultados positivos», dijo.

El Gobierno, por su parte, lejos de compartir las tesis del PP, defiende la vigencia del diálogo social y como prueba ha convocado a los interlocutores para el 7 de mayo. La última reunión se celebró el 2 de marzo y terminó sin acuerdo y con el anuncio -por parte del ministro de Trabajo, Celestino Corbacho- de un real decreto ley con medidas para la reforma de los expedientes de regulación de empleo, ampliación del aplazamiento del pago de cuotas a la Seguridad Social, bonificaciones para las empresas que contraten a parados con prestación e impulso de la contratación a tiempo parcial.

Con posterioridad, este decreto fue convalidado por el Congreso y los diputados aprobaron por unanimidad su tramitación como proyecto de ley. Y es en el curso de este proceso que abre la puerta a una profunda reforma laboral, en el que los empresarios pueden ver satisfecha su propuesta. Algún grupo podría presentarla como enmienda, aunque de momento ninguno la ha asumido. Dada la debilidad numérica del PSOE cualquier resultado en la Cámara es factible.

El proyecto de contrato diseñado por la patronal recoge una nueva modalidad con duración de dos años y consideración de «indefinido no fijo», intermediado por las agencias de empleo, cuya regulación también reclama la CEOE. El único requisito para su extinción será la comunicación por escrito al trabajador con un preaviso de siete días. La indemnización fijada se limitará a ocho días de salario. La ruptura de la relación laboral sólo deberá ser considerada improcedente en situación de embarazo y licencia por maternidad o paternidad. Transcurridos los dos años establecidos, el contrato quedará extinguido salvo que la empresa y el trabajador opten por su continuidad por tiempo indefinido en los mismos términos.

El sector turístico español, que hasta hace año y medio crecía a un ritmo vigoroso, languidece en el contexto de esta recesión económica que ha barrido la demanda -española y extranjera- y hundido su actividad y negocio. El Instituto Nacional de Estadística (INE) confirmó ayer su asfixia al publicar los datos de la encuesta de coyuntura turística hotelera de marzo, que constatan una rebaja interanual del 19% en el número de pernoctaciones en establecimientos españoles (15,6 millones), además de importantes reducciones en los precios e ingresos de los alojamientos.

Los empresarios del sector avisaron a comienzos de 2009 de que el año sería difícil, pero la realidad va camino de superar sus peores presagios. La patronal Exceltur puso el grito en el cielo hace unos días al publicar los datos de la evolución del turismo en el primer trimestre, y que evidencian un bajón interanual del 7% en su PIB y la destrucción de 86.000 empleos. Ahora, las cifras oficiales confirman esos males: en marzo sólo se cubrió el 42,2% de las plazas, un 16,8% menos que en el mismo mes de 2008. Además, los precios cayeron un 7,3% y los ingresos un 5,8%.

Fuente

Deja un comentario

El Contrato de Relevo

MODALIDAD DE CONTRATO

CONTRATO DE RELEVO

FORMALIZACIÓN,DURACIÓN Y JORNADA

- Este tipo de contrato se concierta con un trabajador, inscrito como desempleado en la correspondiente Oficina de Empleo o que tuviese concertado con la
empresa un contrato de duración determinada, para sustituir al trabajador de la empresa que accede a la jubilación parcial. Se celebrará simultáneamente
con el contrato a tiempo parcial que se pacte con este último.
- Se formalizará siempre por escrito en modelo oficial en el que constará necesariamente el nombre, la edad y las circunstancias profesionales del trabajador sustituido.
- El contrato se deberá comunicar al Servicio Público de Empleo en los díez días siguientes a su concertación.

Duración:

- La duración del contrato será indefinida o igual a la del tiempo que falte al trabajador sustituido para alcanzar la edad de jubilación. Si, al cumplir dicha edad, el trabajador jubilado parcialmente continuase en la empresa, el contrato de relevo que se hubiera celebrado por duración determinada podrá prorrogarse mediante acuerdo de las partes por períodos anuales, extinguiendose, en todo caso, al finalizar el período correspondiente al año en el que se produzca la jubilación total del trabajador relevado.
En el caso del trabajador jubilado parcialmente después de haber alcanzado la edad de jubilación, la duración del contrato de relevo que podrá celebrar la empresa para sustituir la parte de jornada dejada vacante por el mismo, podrá ser indefinida o anual. En este segundo caso, el contrato se prorrogará automáticamente por períodos anuales.

Jornada:

- El contrato de relevo podrá celebrarse a jornada completa o a tiempo parcial. En todo caso, la duración de la jornada deberá ser, como mínimo, igual a la reducción de jornada acordada por el trabajador sustituido. El horario de trabajo del trabajador relevista podrá completar el del trabajador sustituido o simultanearse con el.
El puesto de trabajo del trabajador relevista podrá ser el mismo del trabajador sustituido o uno similar, entendiendo por tal, el desempeño de tareas correspondientes al mismo grupo profesional o categoría equivalente.

INCENTIVOS

-Los contratos indefinidos iniciales a tiempo completo o parcial darán derecho, a las bonificaciones de la cuota empresarial a la Seguridad Social previstas
en la Ley 43/2006, de 29 de diciembre (B.O.E. de 30 de diciembre) para los colectivos indicados en la citada norma (ver información sobre contratos indefinidos bonificados).
- Cuando la contratación se realice a tiempo parcial la cuantia de la bonificación corresponderá a lo establecido en el art. 2.7 de la Ley 43/2006, de 29 de diciembre (B.O.E. de 30 de diciembre).

EXTINCIÓN

- El contrato se extinguirá al cumplir el trabajador sustituido la edad para jubilarse.
- Si durante la vigencia del contrato de relevo se produjera el cese del trabajador, el empresario deberá sustituirlo, en el plazo de quince días naturales, por otro trabajador desempleado o que tuviese concertado con la empresa un contrato de duración determinada.
- Si el trabajador que comparte su trabajo con el titular del contrato de relevo fuera despedido improcedentemente antes de cumplir la edad de jubilación y no se procediera a su readmisión, la Empresa deberá sustituirlo por otro trabajador desempleado o ampliar la duración de la jornada del trabajador con contrato de relevo.
- En caso de incumplimiento de las obligaciones previstas en los números anteriores, el empresario deberá abonar a la Entidad Gestora correspondiente el importe de la prestación de jubilación parcial devengado desde el momento del cese o del despido improcedente.
- En el caso de contrato temporal a la finalización del mismo, el trabajador tendrá derecho a recibir una indemnización de cuantía equivalente a la parte proporcional de la cantidad que resultaría de abonar ocho días de salario por cada año de servicio, o la establecida, en su caso, en la normativa específica que sea de aplicación.

Deja un comentario

Trabajar sin contrato

Muchos de los puestos de trabajo incumplen la normativa legal, con el consiguiente perjuicio de las condiciones laborales de las personas y de la economía en general

El empleo es uno de los indicadores que más se ha resentido tras la crisis financiera que azota a las economías de todo el mundo. La cifra de parados en diciembre de 2008 en España situaba el número de desempleados en 3.128.963, lo que determina un incremento de casi un 5% mensual y un 50% interanual. El desempleo se torna más dramático si cabe cuando todos los miembros del hogar están sin trabajo. En esta situación se encuentran ya 827.200 familias españolas, 385.500 más que un año antes, según se extrae de la última Encuesta de Población Activa (EPA), correspondiente al cuarto trimestre de 2008.

Encontrar empleo mientras las empresas buscan recortar costes para capear el temporal es una ardua tarea que encuentra en el salario “en negro” y sin contrato un recurso para lograrlo. De hecho, según un estudio sindical llevado a cabo en 2006 en nuestro país sobre trabajo irregular, “la razón principal que mueve a empresarios, a empleados y a trabajadores por cuenta propia a participar en la economía no declarada es la económica”. Y si en pleno auge de la economía del país, apenas dos años atrás, el empleo irregular representaba el 19% del Producto Interior Bruto (PIB) del total de la Unión Europea y el 23% de la facturación nacional, es de esperar que el caldo de cultivo de la crisis incremente drásticamente el trabajo no declarado.

Hay quienes pierden los derechos laborales básicos trabajando en el empleo sumergido porque la alternativa en algunos sectores es el paro

De hecho, muchos de los puestos disponibles actualmente incumplen la normativa legal. Acuerdan tareas y sueldo sin contrato, horas extras por fuera de la nómina, o pago de alguna porción del sueldo efectuado en concepto de gastos, sin alta a la Seguridad Social, con el consiguiente perjuicio de las condiciones de trabajo de las personas y de la economía en general.

Nichos de empleo sin contrato

En España hay una serie de sectores comerciales, industriales y de servicios caracterizados por la práctica corriente de ofrecer empleo sin contrato, aunque no hay estudios que lo evidencien, y la importancia relativa de los sectores varía de una comunidad o provincia a otra. No obstante, el trabajo “sumergido” en el sector servicios y el de hostelería, junto con el de la agricultura, tiene una gran presencia en todo el país. Algunas de las actividades indicadas por los principales sindicatos españoles como fuentes de trabajo “en negro” e irregular son:

*Agricultura: en parte por caracterizarse por una gran estacionalidad en las contrataciones (con trabajadores jornaleros que desarrollan su faena en tiempos de cosechas), el campo es una de las áreas en las que el trabajo sin contrato es práctica corriente. Este sector, además, presenta irregularidades en el cumplimiento de los convenios (salarios, falta de reconocimiento de horas extra, contrato con categoría inferior al trabajo realizado…), y respecto de la normativa de prevención de riesgos laborales y salud laboral.
*Construcción: como uno de los sectores más castigados por el “crack” inmobiliario y la crisis financiera, el trabajo sumergido o bajo la forma de encargo de tareas y obras a terceros supuestos profesionales independientes que pasan a ser proveedores de las constructoras. Otras de las irregularidades de este sector, además de la falta de contrato, son el incumplimiento de la prevención de riesgos laborales y la precariedad en la contratación (por ejemplo, realizar un contrato de empleo pero no dar de alta al trabajador en la Seguridad Social).
*Hostelería: los hoteles y restaurantes se caracterizan por una alta presencia de trabajos sin contrato en las pequeñas empresas. Destaca la falta de alta en la Seguridad Social o la firma de contratos a tiempo parcial con trabajadores que en realidad lo hacen a tiempo completo, o categorías inferiores a las del puesto en cuestión. También son corrientes el incumplimiento de convenios (número de horas, vacaciones, horas extras, etc.) o abonar parte del salario en dinero “B”; además de las bajas pactadas o el uso abusivo de la inmigración.
*Industria: el calzado y los juguetes son, según los sindicatos, los sectores en los que hay más presencia de empleo sin contrato. La industria del calzado, en particular, se caracteriza por la contratación de armadoras y aparadores -con gran presencia de mujeres- que realizan la faena en su domicilio sin recibir salario, aportes sociales ni seguros por ello. Es una práctica común el pago por volumen de trabajo en lugar de sueldo o jornal.
*Servicios: debido a la aparición e incremento de la demanda de servicios para familias y particulares en puestos de limpieza, cuidado de personas o educación (en autoescuelas, guarderías, escuelas privadas, etc.) la contratación de palabra es moneda de uso corriente en algunas empresas. Es el sector, junto con la hostelería, con más irregularidades laborales.

DERECHOS LABORALES BÁSICOS

Reivindicaciones laborales básicas, como el cumplimiento de una jornada de trabajo y un máximo de horas, el pago de horas extras, los aportes en la Seguridad Social, el seguro por enfermedad, accidente de trabajo, garantía de un periodo de vacaciones, baja por maternidad, seguro de desempleo, etcétera corren peligro en caso de realizarse trabajos sin contratos laborales acordes con el Estatuto de los Trabajadores o los convenios colectivos de trabajo de cada actividad. Es común que estos derechos (tiempo de trabajo, vacaciones, sueldo, etc.) se pacten de palabra entre las partes, pero no están garantizados de manera segura en ausencia de contrato de trabajo.

Aunque se pacten de palabra, las vacaciones o el tiempo de trabajo no están garantizados de manera segura en ausencia de contrato

No obstante, existe la figura del contrato laboral verbal, y ha habido casos en los que se ha reconocido la relación de trabajo en ausencia de contrato en juicios laborales. De esta manera es importante saber que, si se accede a trabajar de esta forma de manera circunstancial, o bajo promesa de formalizar la relación en un futuro, y se extiende el tiempo sin que esto ocurra, se puede realizar una demanda presentando testigos y pruebas que confirmen la relación. De esta manera, con un proceso judicial de por medio, se puede conseguir el pago de salarios adeudados, indemnizaciones y aportes a la Seguridad Social.

Fuente

Deja un comentario

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.