La patronal declara la guerra a los sindicatos con una subida salarial del 1%

Carlos Sánchez

La guerra está servida. La patronal rompió ayer las hostilidades y recomendó a los empresarios que apliquen un incremento salarial máximo para el año 2009 del 1%. Y lo que es cualitativamente más relevante, en la circular enviada a sus empresas asociadas, liquida lo que ha sido la tradición del diálogo social en los últimos años: la existencia de cláusulas de revisión salarial efectivas para compensar el posible incremento de los precios por encima del IPC previsto.

La CEOE, en concreto, plantea que en las empresas que suban el sueldo a sus trabajadores un 1%, no haya cabida para fijar una cláusula de revisión salarial. Llega a proponer, incluso, que en caso de que hubiera lugar a una compensación por la desviación en el IPC “no tendrá nunca efecto retroactivo a 1 de enero del año anterior, sino que la incidencia de dichas cláusulas se producirá al año siguiente”. Es decir, que esa paga ‘extra’ no se consolidaría en la nómina de los trabajadores durante el primer año. La CEOE, además, propone, que si el IPC crece por debajo del previsto (como sucedió en 2008 en términos acumulados, no en términos de inflación media) la diferencia tenga una “repercusión negativa” sobre los salarios. Dicho en otras palabras, que si las empresas actualizan inicialmente las nóminas en un 1% y el IPC, finalmente, se incrementa un 0,5%, los trabajadores ‘devuelvan’ a las empresas el diferencial entre el IPC previsto y el real. Es decir, tanto si es positivo como negativo.

La propuesta supone la voladura del modelo de relaciones laborales seguido por este país en los últimos años en cuanto a revisión salarial. Y la junta directiva de la CEOE lo justifica con el siguiente argumento. “Un incremento de los salarios que no tenga en cuenta la realidad de la crisis y de las empresas”, sostiene la patronal, “causaría una pérdida de competitividad con la consiguiente destrucción de un mayor número de puestos de trabajo, mientras que una política de moderación salarial es la mejor garantía para mantener el empleo”.

Los sindicatos reclaman un 2%

La circular de CEOE se produce apenas cuatro días después de que los sindicatos UGT y CCOO dieran por rotas las negociaciones para renovar el acuerdo interconfederal de negociación colectiva. Las centrales reclaman una subida salarial del 2% para el conjunto de los trabajadores, en línea con el objetivo de inflación del Banco Central Europeo (BCE). Su principal argumento es que una subida por debajo de ese nivel, “deprimiría todavía más la actividad económica”, dijo a El Confidencial Toni Ferrer, secretario de Acción Sindical de la Unión General de Trabajadores (UGT). En su opinión, el “maximalismo” de la patronal haciendo propuestas “inasumibles” para los trabajadores tan sólo oculta la intención de los empresarios de impulsar una especie de devaluación competitiva por la vía salarial ante la imposibilidad de depreciar el tipo de cambio. La patronal, de hecho, incluye en ese 1% los avances de productividad que pudieran producirse en las empresas.

El órdago de la patronal –que supone un cambio radical de estrategia respecto al periodo de José María Cuevas- se produce en un momento delicado desde el punto de vista de la negociación colectiva, toda vez que algo más de cinco millones de trabajadores no conocen todavía la subida salarial correspondiente a 2009. De ellos, algo menos de la mitad están referenciados a convenios de carácter sectorial, por lo que alrededor de 2,8 millones de trabajadores (principalmente de pequeñas y medianas empresas) serían los más afectados por la circular de CEOE.

Hasta el momento, y según los datos del Ministerio de Trabajo, 5,8 millones de trabajadores han pactado un incremento salarial medio del 2,7%, nueve décimas inferior al acordado inicialmente en 2008. La inmensa mayoría de los 2.626 convenios firmados hasta febrero corresponde a revisiones salariales de convenios plurianuales con efectos económicos en 2009. Es decir, convenios firmados con anterioridad,

De ellos, únicamente 11 –que afectan a unos 6.000 trabajadores- son realmente nuevos, y recogen subidas salariales muy inferiores (1,86%). Esto da idea de hasta qué punto la negociación colectiva está bloqueada. Precisamente por la ausencia de un acuerdo interconfederal que marque la pauta en las empresas. Entre los convenios más importantes que quedan por cerrarse están el de grandes cadenas de distribución y el de seguridad privada.

Fuente

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: