¿Conoce las novedades fiscales en la declaración de la Renta?

La crisis obligará a numerosos cambios fiscales por rentas del paro o deducciones inmobiliarias.


08/03/2010 – 08:01 – JOSÉ MARÍA CAMARERO

La crisis económica obligará a realizar numerosos cambios fiscales a muchos contribuyentes en lo relativo a rentas procedentes del desempleo y a las deducciones en el ámbito inmobiliario.

Para muchos ciudadanos, marzo ya es un mes de obligaciones fiscales, y no tanto mayo o junio, cuando se presenta habitualmente la Declaración de la Renta. A partir de estos días se puede solicitar el borrador de la Renta correspondiente al ejercicio de 2009. Las diferentes medidas fiscales aprobadas a lo largo del año pasado, como consecuencia de la crisis económica, pueden modificar el resultado de la liquidación fiscal del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF), sobre todo en lo relativo a rentas recibidas como consecuencia de procesos de despidos y también en materia de vivienda.

Exención: de 20 a 45 días en los ERE

Durante el año pasado se introdujo un cambio muy significativo en el tratamiento de las indemnizaciones por despido (Ley 27/2009). La cuantía máxima que se encuentra exenta de tributar, en el caso de las indemnizaciones recibidas por despido como consecuencia de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), será la equivalente a la indemnización de 45 días por año trabajado. Hay que tener en cuenta que esta medida se aplica únicamente a los despidos que hayan sido formalizados a partir del 8 de marzo del año pasado. Hasta ese día, la cuantía máxima exenta de tributar era la equivalente a 20 días por año trabajado, «lo que supone una ventaja fiscal», explica Begoña Villacís, de Legálitas.

Además, en el caso de que un contribuyente haya recibido pagos por parte del Servicio Público de Empleo, en forma de prestación por desempleo, debe tener en cuenta que el INEM es un pagador más. Por ejemplo, si durante 2009 se recibieron pagos de una empresa y del paro, por un importe superior conjunto a los 10.000 euros, ese contribuyente tendrá la obligación de declarar. «Con toda probabilidad, muchos ciudadanos ajenos a la obligación de tributar hasta ahora se encontrarán que, con el despido del año pasado, deberán ahora declarar», explican desde el departamento fiscal de Legálitas.

En el ámbito inmobiliario también hay importantes modificaciones que afectan a deducciones como la de las aportaciones a cuentas vivienda, cuyo cambio fiscal se prevé para comienzos de 2011.

Aplazamientos hasta finales de 2010

En medio de la crisis financiera, el Gobierno autorizó hace dos años ampliar el plazo de cuatro a seis años para adquirir una vivienda por parte de los ahorradores cuyas cuentas vivienda caducaban en 2008. Por ello, ahora, al haber transcurrido ya los seis años previstos en aquella medida, no se tendrán que devolver las cantidades ahorradas durante estos últimos ejercicios, si finalmente destinan esos ahorros a la adquisición de vivienda antes del próximo 31 de diciembre.

También hasta finales de este año se encontraba ampliado el plazo para transmitir la vivienda habitual y destinar el importe generado a la amortización de la hipoteca concedida para la adquisición de la nueva vivienda habitual. Esta medida excepcional se aplicaba a aquellos ciudadanos que deberían haber transmitido su antigua vivienda habitual durante 2008, pero que, como consecuencia de la situación financiera e inmobiliaria de aquellos momentos, no podían hacerlo.Durante el año pasado, se aplicaron otras medidas fiscales en ámbito de vivienda que ahora deberían ser incorporadas a la Declaración de la Renta, si cumplen ciertos requisitos.

Por ejemplo, los contribuyentes se pueden deducir el 10,05% de las cantidades destinadas al alquiler de vivienda habitual, siempre que su base imponible sea inferior a 24.020 euros.El límite máximo para beneficiarse de esta deducción es de 9.015 euros, si la base imponible es igual o inferior a 12.000 euros; y se irá reduciendo progresivamente hasta alcanzar los 24.020 euros.

Esta deducción por alquiler se puede simultanear con la deducción por adquisición de vivienda habitual, en el caso de que se estén realizando pagos al promotor de un inmueble que se encuentra en construcción, y que todavía no ha sido entregado durante el año pasado. La deducción estatal por alquiler es compatible con otras desgravaciones similares que existen en diferentes Comunidades Autónomas para fomentar el alquiler.

Además, hay que tener en cuenta que cada región introdujo sus propias deducciones en 2009, algunas relacionadas con el incremento de los tipos de interés en hipotecas, de las que se puede beneficiar en la próxima Declaración de la Renta.
Por último, cabe recordar que durante el año pasado se mantuvo la deducción generalizada de 400 euros anuales por rendimientos de trabajo o actividades económicas, aunque desde el pasado 1 de enero desapareciera este beneficio.

Fuente

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: